La inercia le basta al Granca

La inercia le basta al Granca
AJ Slaughter, metiendo el triple ganador del partido / EuroCup

El Gran Canaria-Claret sumó su cuarta victoria en cinco partidos de la EuroCup para encaramarse a los más alto del Grupo B. El cuadro claretiano colidera la clasificación junto a Promitheas Patras y Turk Ankara, tras derrotar al Hapoel Tel Aviv por 85-83, con un triple de AJ Slaughter a falta de cuatro segundos.

Jaka Lakovič, que no pudo contar con Nico Brussino por molestias en su codo derecho, así como con Oliver Stević ni Jovan Kljajić, una vez más, siguió con su política de reparto de minutos en la competición continental. Ningún jugador superó los 28:09 minutos de Slaughter, autor de doce puntos y cuatro asistencias. Destacaron junto al polaco John Shurna, máximo anotador amarillo con dieciocho tantos a los que añadió cuatro rebotes, Damien Inglis, que se fue hasta los catorce puntos, siete capturas y tres asistencias, y Ferran Bassas, con diez tantos y seis pases de canasta.

El encuentro comenzó con mucho ritmo y ante 2.366 espectadores, entre los que se encontraban una treintena de animosos aficionados del equipo israelí, que fueron llamados al orden en varias ocasiones. Shurna marcó el inicio en la faceta anotadora para el conjunto insular con siete puntos consecutivos, mientras que el Hapoel se estrenaba corriendo en contraataque. Slaughter se apuntó al duelo de transiciones vertiginosas y dejó un pase perfecto para que Miquel Salvó, que acumuló cinco puntos en los primeros minutos, se colgara, obligando al técnico visitante, Danny Franco, a solicitar el primer tiempo muerto de la tarde (9-2, min. 3).

Khalifa Diop conectó gancho desde el centro de la zona y Salvó un triple, de nuevo en campo abierto. Otro lanzamiento exterior del escolta estadounidense de pasaporte polaco hacía presagiar un encuentro placido para el Granca (17-6, min. 5), pero en ese momento se conectaron las Estrellas rivales. Jordan McRae respondió de inmediato con otro tiro desde más allá de la línea de 6’75 y el preparador esloveno realizó los primeros cambios. Bassas, Vítor Benite, David Mutaf, Inglis y Olek Balcerowski relevaron a los titulares y el cuadro israelí comenzó a pagar al anfitrión con su misma moneda: canastas en los primeros segundos de cada posesión.

De los diecisiete puntos que sumó McRae en el partido, doce llegaron antes del descanso, mientras que Xavier Munford clavó veintiuno en la primera mitad, incluido un 3+1 para empatar la contienda tras un parcial de 5-15 (19-19, min. 9), para acabar con un total de veinticuatro tantos a los que añadió cuatro asistencias.

Benite se vio obligado a regresar al banquillo aún en el primer acto con dos faltas personales y tras un mal inicio, especialmente en defensa, y volvió Slaughter. Inglis y Balcerowski empezaron a producir en la pintura con tiros bien defendidos por los interiores visitantes. Un triple de Ferran Bassas, que acumula una racha de veintidós consecutivos clavando al menos uno en EuroCup, cerró el primer cuarto.

El Granca reanudó el juego con dos más, el segundo del base catalán y otro de AJ. Una técnica a Lakovič por protestar diferentes criterios arbitrales con las faltas a uno y otro lado de la cancha, dio paso a un sinfín de reacciones airadas por parte del público hacia el trío arbitral, sobre todo dirigidas a la colegiada principal, la alemana Anne Panther, temida y odiada por la Marea Amarilla, que acostumbra a cantarle irónicamente “MVP” en todas sus visitas al Gran Canaria Arena. También se sentaron con dos personales Inglis en el bando amarillo y Onuako en el foráneo. Shurna, que sustituyó al francés, siguió con su recital convirtiendo dos triples con paso atrás, para nueva desesperación y tiempo muerto de Franco (40-27, min. 14).

En un partido marcado por los vaivenes del ataque local, parecía que comenzaba a distanciarse el Gran Canaria gracias a su buena circulación. Su cuerpo técnico optó por Benite para dar algo de descanso a Salvó, solventado con tres “pequeños” por segunda vez la baja del internacional argentino. Un triple de Shurna en contraataque dio la máxima ventaja del choque a su equipo (51-34, min. 18).

La escuadra hebrea continuaba con ataques poco elaborados sumando casi de forma exclusiva en acciones individuales muy forzadas por sus estrellas norteamericanas. McRae volvió a hacer daño a los amarillos con cuatro puntos consecutivos y su equipo se colocó en zona los últimos minutos del segundo periodo.

Lakovič solicitó un tiempo muerto tras un triple de Bar Timor y en medio de un parcial de 0-5 para comentar el cambio táctico rival. La primera jugada tras el parón acabó con Inglis sumando un tiro libre gracias a un buen pase desde el poste de bajo de Balcerowski finalizando una circulación perfecta, pero entonces llegó el atasco a la ofensiva claretiana. El flujo anotador se secó y el parcial de 1-11 hasta el intermedio llegó a ser un 3-24 (54-58, min. 26). Al show de Munford y McRae se unieron Tomer Ginat, Chris Horton y J’Covan Brown, autor de quince puntos, tres asistencias y tres recuperaciones.

El Granca no era capaz de generar ventajas en un día más de Albicy, que dio paso de nuevo a Bassas. Diop volvió a sumar en la pintura y Horton le dio la réplica. El senegalés cometió su tercera personal por saltar a una finta, pecando de inexperiencia. Benite se encendió con dos triples y dio oxígeno a los claretianos (67-64, min. 31).

Balcerowski sumó su cuarta falta, una antideportiva, que obligó al entrenador local a alinear juntos a los dos “cuatros”, Shurna e Inglis. El francés rápidamente anotó dos puntos y robó una balón. JP Tokoto y Jaylen Hoard trataron de finiquitar la contienda para los israelíes, que alcanzaron su máxima diferencia positiva a tres minutos del final (75-83, min. 37), pero no volverían a anotar.

Inglis continuó con su recital del último cuarto. Sumó dos canastas consecutivas más y desde el poste bajo encontró a Benite en la esquina contraria para el triple que hubiera supuesto el empate.

McRae tuvo la oportunidad de sumar dos puntos más, ya en los segundos finales, por encima de una muy buena defensa exterior de Shurna, que punteó muy bien su lanzamiento. Entonces, apareció de nuevo Slaughter. Su triplazo a falta de cuatro segundos para dar la victoria al Granca merece varios visionados.

El conjunto claretiano ganó el partido con una excepcional defensa en los últimos minutos, incluido la última jugada con saque de banda visitante y 3’7 segundos en el reloj. Brown erró un lanzamiento a la media vuelta desde la esquina derecha encimado por, ¿Quién si no? Damien Inglis.

>>Crónica: Carlos J. Sánchez López (@gcbasketnews en ‘Twitter’ e ‘Instagram’)

Basket Insular

BASKET INSULAR es un medio de comunicación digital que desde 2014 informa sobre todas las categorías del baloncesto en las Islas Canarias de forma veraz y rigurosa. Si desea ponerse en contacto con BASKET INSULAR puede hacerlo enviando un mensaje a las dirección de correo electrónico basketinsular@gmail.com o escribiendo por privado a nuestros perfiles en redes sociales.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: