Sara Djassi, insiste: «Hoy decidí contar todo lo que me pasó hace cuatro años»

Sara Djassi, insiste: «Hoy decidí contar todo lo que me pasó hace cuatro años»

Sara Djassi insiste en sus declaraciones en la carta abierta que envío a ‘Columna Cero’ el pasado 3 de agosto, en donde acusó a Claudio García, entrenador del Clarinos, de trato vejatorio cuando fue jugadora del conjunto lagunero en la temporada 2015/16. En una entrevista concedida al periódico portugués ‘Tribuna Expresso’, incide en que «no importa cuándo suceda, lo que importa es que la persona esté lista para liberarse y contarlo. Nunca es tarde. Hoy decidí hablar después de todo lo que me pasó hace cuatro años. El tiempo no importa, la historia sí».

>>¿Por qué contarlo ahora?: «Esto no es algo que me desperté y decidí contar. La razón por la que decidí hacerlo público es porque le puede pasar a cualquiera. ¿Y por qué no contarlo? No importa cuándo suceda, lo que importa es que la persona esté lista para liberarse y contarlo. Nunca es tarde. Hoy decidí hablar después de todo lo que me pasó hace cuatro años. El tiempo no importa, la historia, sí».

«Fue ahora que tuve el valor y me sentí preparada para hacerlo. La primera noticia sobre Claudio García fue una denuncia de una compañera mía del equipo, que me dio la motivación para hablar».

>>Primeros indicios de que la experiencia no sería buena: «Tan pronto como llegué a Tenerife empezaron las señales de que algo no iba bien. Son pequeños detalles a los que no se les presta atención, pero que al final cuentan. Por ejemplo, en mi contrato decía que tenía derecho a una habitación con una cama de matrimonio y me dieron una individual. Pensé que no era un gran problema».

>>Retraso en el pago: «Me pagaban quince días después, a pesar de que el entrenador sabía que yo estaba ayudando a mi madre».

>>Comentarios inapropiados de Claudio García: «Cuando entrenaba con el equipo, hacía comentarios inapropiados. Después de tres semanas pensaba que yo era la que tenía que adaptarse, porque a veces veía que mis compañeras no reaccionaban ante los comentarios inapropiados y los insultos. Cuando empezó a ser personal, me di cuenta de que nada de eso era normal. Lloraba todos los días en mi habitación, estaba acomplejada con mi cuerpo porque me sentía vigilada y no por mi calidad como jugadora o la ayuda que le estaba dando al club».

«Decía que mi culo estaba bien. Quería responderle rápidamente y mis compañeras me susurraban que no dijera nada. Hubo un día en el que le dije «basta, no quiero este juego. Deja de gritarnos como si fuéramos perras. Todas queremos ganar, pero hay formas de hablar. Eso no es constructivo». Me preguntaba si tenía novio y quería saber quién era. Decía que iba a averiguarlo porque era una isla muy pequeña. Me sentí invadida. Ya no jugaba al baloncesto por placer. Se convirtió en ira, intenté distanciarme del entrenador».

«Nos decía «chúpame los huevos, cojones e hijas de puta». ¿Por qué nos decía eso?».

>>Obligada a entrenar estando lesionada, quiso irse del entrenamiento y Claudio García trató de impedírselo: «Cuando me lesioné, durante un entrenamiento dije que no podía ejercitarme más. Tenía un dolor que no podía soportar y Claudio García estaba enfadado conmigo. Me gritó: «Ve rápido, corre, tira, yo mando aquí y no te pagarán». Cuando me dijo que no me pagarían, fui a la puerta y me volvió a gritar. Me dijo que no podía irme y que me lo ordenaba. Yo le respondí que él no mandaba. Entonces me contestó: «Yo te mando porque soy el presidente del club». Mientras tanto, empecé a caminar hacia la puerta, él se adelantó se puso en la salida, estiró los brazos y abrió las piernas para evitar que pasara».

«Traté de salir, me empujó. Me empujó tres veces. Lo ridículo es que tuve que pasar entre sus piernas y me encerró. Conseguí arrastrarme al exterior, y cuando lo hice, corrí por el pasillo. Las últimas palabras que me dijo fueron: «Estás fuera del equipo». Me sentí libre y lloré».

>>La Policía le negó ayuda: «Cuando salí del pabellón ese día, el primer lugar al que fui fue a la policía. Nadie lo sabe: fui a hacer una denuncia. Me dijeron: «¿Tienes pruebas?». Les dije que no, pero que me había empujado y tratado mal. Ellos insistieron. Salí de allí y corrí a mi apartamento. Mi palabra no había servido para nada».

>>Nadie la defendió: «Han normalizado la agresión. Salimos muy afectadas, pero nadie dijo nada. Nunca antes me había pasado nada de esto. No sabemos dónde está el límite. Creo que especialmente los deportistas no tienen esta conciencia. En la actualidad, yo soy consciente y si escucho, no me callaré».

>>Exjugadoras del Clarinos que han hablado y otras que no: «No puedo hablar en nombre de ellas por respeto. Sé que después de la carta que publiqué en ‘Columna Cero’, otras compañeras tuvieron fuerzas para hablar. No solamente he hablado yo, lo han hecho seis atletas más. Me dieron fuerza los mensajes que recibí a nivel nacional e internacional, varios también sobre Claudio García. Pero hay mucha gente que tiene miedo de hablar».

«No tengo ninguna duda de que abrí las puertas para que otras jugadoras hablen. Por eso, ya somos siete en total. Algunas ni siquiera los conozco. Hubo una que dijo que el entrenador le tiró del pelo. Ella vino a hablar conmigo sin conocerme y dijo que me creía».

>>García la tacha de mentirosa y amenaza con denunciarla: «Honestamente, lo esperaba. En ese caso, iré a los tribunales. No soy culpable de nada y volvería a hacerlo todo de nuevo. Además, estoy ayudando a las futuras generaciones. El problema aquí no soy yo: lo es el miedo. Esto es triste y condicionante. Luego tuve oportunidades de irme a jugar al extranjero y tenía miedo. Estuve tres temporadas en Portugal porque tenía miedo».

 

Basket Insular

Un comentario en «Sara Djassi, insiste: «Hoy decidí contar todo lo que me pasó hace cuatro años»»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: