Anuncios

Eliminación aurinegra en la Copa tras un juego errático y polémica arbitral

Eliminación aurinegra en la Copa tras un juego errático y polémica arbitral

No tuvo su día el Cantera Base 1939 Canarias. El cuadro aurinegro llegaba a la cita de la Copa del Rey Málaga 2020 con la euforia por las nubes tras lograr el título de la Intercontinental el pasado fin de semana y una amplía mayoría del panorama cestista nacional le había otorgado la condición de favorito para plantarse en la final del domingo, pero este viernes el Basquet Andorra superó al equipo entrenado por Txus Vidorreta por 85-87 y eliminó a la plantilla de la entidad lagunera a las primeras de cambio, en la ronda de cuartos de final a partido único.

El Cantera Base 1939 Canarias tuvo opciones de triunfo hasta el último instante, pero fue en los minutos decisivos del cuarto definitivo cuando se sucedieron una serie de circunstancias que dieron al traste con la aspiración de disputar la tercera semifinal copera de su historia. Sobre todo, cuando a falta de 3’5 segundos para la bocina final los colegiados (Daniel Hierrezuelo, Antonio Conde y Martín Caballero) no quisieron señalar una indiscutible falta sobre Lahou Konate e Iffe Lundberg se vio obligado a hacer falta posteriormente para que los de Ibón Navarro sentenciaran la contienda. Antes, en los últimos cinco minutos, también se incurrieron en errores incomprensibles por ambos bandos, que parecían no querer ganar el partido, ya que empezaron a sumar pérdidas de balón impropias de esta categoría.

Los primeros treinta y cinco minutos mostraron a un Cantera Base 1939 Canarias desconocido, falto de energía, sin fluidez en sus acciones. Marcelinho Huertas no estuvo cómodo en la dirección en casi ningún momento; aún así fue el jugador más valorado del partido tras anotar veinte puntos y repartir doce asistencias (que le convierten en el máximo asistente de la historia de la Copa del Rey) y lograr veintiocho créditos. Eso sí, cometió seis pérdidas que se pagaron muy caras.

Hablando de pérdidas, dieciséis en total provocó un Andorra que mostró un trabajado ‘scouting’ elaborado por el cuerpo técnico que encabeza Ibón Navarro y que funcionó a la perfección para maniatar la vistosa circulación de balón que viene exhibiendo el grupo de Vidorreta desde casi el comienzo de este curso 2019/20.

Shermadini, muy castigado con faltas personales, tuvo que dosificar sus esfuerzos y presencia en pista, pero tiró del carro en ocasiones con sus diecinueve puntos y cuatro rebotes.

Andorra fue jugando a rachas, espoleado por las acciones de Diagne (catorce puntos y seis rebotes) y Todorovic (veinte puntos), llegando a tener una ventaja máxima de diez puntos de diferencia (44-54) y hasta que se llegó al empate a 59 en el marcador. Ahí el encuentro cambió radicalmente y las decisiones arbitrales comenzaron a tener una clara tendencia a favorecer al conjunto del Principado; lo que llevó a Txus Vidorreta a protestar por verse perjudicado claramente y vio cómo se le señalaba una técnica.

Entre las decisiones arbitrales, destaca que Marcelinho Huertas sólo acudió a la línea de tiros libres dos ocasiones y los tres bases de Andorra lo hicieron en dieciséis oportunidades. Hubo dispar consideración sobre la forma de juzgar los ataques de ambos contendientes.

A pesar de las adversidades que fueron apareciendo, el Cantera Base 1939 Canarias no perdió la cara al partido y tuvo opciones hasta el final, pero no hubo forma y se terminó la historia aurinegra en la Copa del Rey de Málaga de 2020.

>>Artículo y fotografía: Javier Fernández, enviado especial a Málaga

Anuncios

Basket Insular

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: