Anuncios
Novedades

El Gran Canaria exige al máximo a un superior CSKA de Moscú

El Gran Canaria soñó por momentos con superar a uno de los favoritos al título de la Euroliga, pero el CSKA de Moscú fue superior y más resolutivo en los momentos decisivos del partido y terminó por llevarse el triunfo por 91-106.

Los amarillos comenzaron con el quinteto de gala. Maldonado repitió el mismo ‘cinco’ que lleva usando en los últimos choques. Así, Hannah, Strawberry, Evans, Báez y Pasecniks tomaron el parqué de un Gran Canaria Arena con ambiente de gala para medirse al CSKA Moscú en los compases iniciales. El gigante ruso, con Sergio Rodríguez comandando un plantel hecho para reinar en Europa, buscaba seguir la estela del Real Madrid y mantenerse invicto en la Turkish Airlines EuroLeague.

Pero el Herbalife Gran Canaria no lo iba a poner fácil. No se lo puso al Barça Lassa en el debut como local en la competición, que finalizó con triunfo por la mínima de los isleños. No iba a ser diferente con el CSKA. Lo avisaba Hannah en la previa: “no hemos perdido antes de jugar”. Y con esa mentalidad y ese descaro arrancó un Herbalife Gran Canaria de ensueño. Por el contexto, por el rival y por lo que se estaba haciendo. Los de Maldonado exhibieron su mejor versión de cara al aro. Triples, supensiones de dos, jugadas elaboradas… y la diferencia llegó a la decena (18-8, minuto 5) tras una canasta de Hannah.

Itoudis, hiperactivo en el banquillo visitante, ya había parado el choque, pero no hallaba la manera de igualar el ritmo local. Lo fue consiguiendo progresivamente con la entrada de la segunda unidad. Clyburn, titular, enseñó el camino en defensa, presionando sobre el balón y contagiando a sus compañeros. El CSKA llegó a ponerse a un solo punto, pero en ningún momento fue capaz de mandar en el electrónico. Una canasta en la última posesión dio tres de ventaja a los amarillos (29-26).

Había sido un primer cuarto celestial. Con el mejor ambiente posible, ante el mejor rival posible, y con un baloncesto de pura fantasía. No tardó Sergio Rodríguez en hacer acto de presencia. El tinerfeño, autor de solo dos puntos en el acto inicial, clavó un triple para empatar a las primeras de cambio. Eran los mejores minutos ofensivos del CSKA en lo se llevaba de noche, pero cuando apretó el talento moscovita, respondió el Herbalife Gran Canaria con más triples. Rabaseda y Oliver se unieron a la fiesta, y una canasta de Hannah tras recuperación (46-38, minuto 15) obligaba a Itoudis a parar el partido.

Remaba y remaba el conjunto ruso, pero en ningún momento lograron, nuevamente, igualar el partido. Tampoco tomar ventaja. A cada muestra de orgullo, el Herbalife Gran Canaria replicaba con mayor entrega. Con acierto y dedicación. A pesar del buen baloncesto, eso sí, los grancanarios solo disfrutaban de una renta de tres puntos al descanso. Una renta de tres puntos ante todo un CSKA en la Turkish Airlines EuroLeague. La parroquia amarilla vibraba y sonreía (55-52).

EL TALENTO ACABA DECIDIENDO

El reto no era menor: igualar un ritmo de locura ante un CSKA hecho para gobernar Europa. Se antojaba perjudicial el parón por el descanso. Corría el riesgo el ‘Granca’ de parar su fluidez anotadora… Y así ocurrió Los primeros compases del tercer acto transcurrieron con más errores que aciertos, y el CSKA, a base de talento, consiguió ponerse por delante por primera vez en el choque (55-57, minuto 22) con un parcial de 0-5. Pasaron más de 22 minutos hasta que el equipo ruso se vio con ventaja.

Lejos de amilanarse, el Herbalife Gran Canaria siguió creyendo en su plan, en su filosofía de juego. Báez, bajo el aro, y DJ Strawberry con una acción de 2+1, respondieron al parcial visitante. Durante varios minutos los grancanarios consiguieron mantener a raya el empuje moscovita. La desventaja llegó a alcanzar los cinco puntos (73-78, minuto 28), pero los isleños, fieles a su estilo, se negaban a hincar la rodilla. Con diez minutos por delante, el CSKA mandaba… Pero solo por tres (77-80).

Anzejs Pasecniks fue el protagonista en los compases iniciales del último cuarto. El letón firmó varias acciones de mérito en ataque y también en defensa, permitiendo a los suyos colocarse a solo un punto, antes de que De Colo anotara tras pérdida isleña (81-84, minuto 33) para dar aire al CSKA.

Llegó entonces el momento más trabado de toda la noche. Un partido de pura fluidez se convirtió, por momentos, en una concatenación de errores de ambos conjuntos, de ambos colores. Durante casi tres minutos el marcador no se movió, fallando ambos equipos varios ataques. Hunter rompió la sequía pero respondió rápidamente Strawberry de tres (84-86, minuto 36) para incendiar a las gradas.

Pero ese triple solitario de Strawberry no tuvo continuación. En los últimos minutos de partido, el CSKA demostró su superioridad. Demostró por qué es un equipo candidato al título de la Turkish Airlines EuroLeague. En los últimos lances del encuentro, la diferencia aumentó tanto que acabó por no reflejar lo igualado que realmente había sido el encuentro.

Con la tercera derrota europea del curso, el ‘Granca’ viaja este mismo sábado a San Sebastián, donde buscará el tercer triunfo en Liga Endesa. El camino sigue.

Anuncios

¿Te interesa?

El GlobeTrotter Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: