Anuncios
Novedades

Derrota aurinegra dejando buenas sensaciones ante el campeón de ACB y Euroliga

El Cantera Base 1939 Canarias no pudo sorprender al campeón Real Madrid en el estreno oficial de la temporada 2018/19. Lo peleó dignamente el grupo de Txus Vidorreta que estuvo a la altura de un desafío de lo más exigente, pero la superioridad local en el rebote, con demasiadas segundas opciones; y dos triplazos de Llull cuando los aurinegros intentaban poner contra las cuerdas a los anfitriones (58-55, min. 29) para allanar un parcial de 13-0, acabaron decantando la balanza del lado local.

Pudo el equipo aurinegro contar finalmente con Lucca Staiger, cuyo vendaje le protegió lo suficiente de la rotura parcial en el tendón extensor del tercer dedo de la mano derecha; pero sufrió otro infortunio en forma de lesión, ya que Tomasz Gielo tuvo que ser retirado en camilla en el minuto 36, al lastimarse su rodilla derecha tras caer sobre Facundo Campazzo, en una acción fortuita, después de culminar un contraataque.

Dio la cara el conjunto lagunero en su debut liguero, pese al mayúsculo reto que suponía la visita al vigente campeón de Liga, Euroliga y Supercopa. Y eso que el Real Madrid salió con todo y aprovechó el talento de Randolph (11 puntos en el primer cuarto) para abrir pronto brecha en el marcador (25-14, min.11). Pese a todo, el Cantera Base 1939 Canarias no le perdió la cara al partido, trató de mover el balón con sentido y estrechó el cerco camino del receso.

Solo las fugas en el rebote defensivo, con Gustavo Ayón haciendo mucho daño bajo tablero (12 capturas al descanso, seis de ellas ofensivas), impedían al conjunto visitante meter en más dificultades a los madridistas. Con Staiger en problemas de faltas, Vidorreta jugó la baza de los dos bases en pista durante varios minutos y un parcial de 2-8, con un triple de Nico Brussino y cinco puntos seguidos de Bassas, dejaron el tanteo en 40-35 al descanso.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid trató de explotar la enorme profundidad de su banquillo, aportando incluso nuevos integrantes a la batalla como Preprelic o Deck. El equipo lagunero aguantó el tirón y volvió a demostrar carácter para reaccionar cuando más cuesta arriba se ponía el partido (52-40). El oficio de Beirán, la fortaleza de Iverson y el buen hacer atrás del bloque mantenían a los insulares en la pomada.

Los aurinegros se pusieron incluso a tres puntos (58-55) cuando el encuentro enfilaba el último cuarto, pero el Real Madrid castigó un par de despistes con sendas canastas letales. Dos triplazos de Llull, el oficio de Reyes y varias acciones con los blancos jugando a campo abierto, abrieron un parcial de 20-4 ya imposible de neutralizar (78-59). Lo intentaron no obstante los tinerfeños que tiraron de orgullo en la recta final, aún tocados por el infortunio de Gielo, pero el partido concluyó del lado de los anfitriones (88-73).

— Pinchar aquí para ver las estadísticas

Anuncios

¿Te interesa?

El GlobeTrotter Blanco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: