El Gran Canaria pierde ante el Estudiantes y no asegura la quinta posición

El Gran Canaria pierde ante el Estudiantes y no asegura la quinta posición

El encuentro entre colegiales y claretianos arrancó con varios minutos de retraso debido al justificado y merecido homenaje a la figura de Sitapha Savané. El eterno capitán del club amarillo anunció esta semana su retirada, y el Movistar Estudiantes aprovechó la coyuntura para realizar un acto de reconocimiento a la prolífica y gran carrera del pívot senegalés.

Con un ‘Estu’ sin prácticamente nada en juego, y un Herbalife Gran Canaria con necesidad de ganar para certificar la quinta plaza, el choque arrancó algo frío. Si acaso tibio, sin mucho ambiente en las gradas del WiZink Center. No estaba para calentar en el parqué Sylven Landesberg. El máximo anotador colegial se perdía la cita por lesión, pero los de Salva Maldonado salieron de todas formas mandando en el electrónico. El ritmo era bajo, el tanteo aún más (8-2, minuto 3) y los colegiales tomaban ventaja.

La salida a pista de Gal Mekel por Niko Radicevic, titular, dio aire fresco a la ofensiva del conjunto de Luis Casimiro. Mientras el ‘Estu’ seguía sin anotar de fuera y se quedaba sin acierto en el interior, los amarillos se hicieron con el control del choque gracias a la valentía y dirección del base israelí. Mekel anotó seis puntos, encontró con más facilidad a los hombres altos, y comandó un parcial de 0-12 (8-14, minuto 7) que le dio la vuelta al encuentro. Maldonado anduvo rápido para parar el choque y el tiempo muerto surtió efecto. Los del Ramiro se engancharon para no dejar ir a los amarillos y un triple de Vicedo apretaba las cosas antes del final del acto (17-18).

Al Herbalife Gran Canaria le costaba anotar, pero en defensa aguantaba las acometidas colegiales. Los de Maldonado, uno de los equipos que más tiros de tres intentan, no estaban teniendo acierto exterior. Pero Edgar Vicedo había enseñado el camino en la última acción del primer cuarto y Nik Caner-Medley lo cogió sin dudar. El americano abrió el cuarto con un triple y los isleños tardaron casi tres minutos en sumar sus primeros puntos, que llegaron desde la línea del tiro libre por mediación de Eulis Báez. El equipo amarillo fallaba tiros aparentemente fáciles y no apretaba lo suficiente en defensa (28-22, minuto 15) para conseguir la remontada.

Luis Casimiro pidió tiempo muerto a algo más de cuatro minutos del descanso pero el empuje de los canteranos del equipo madrileño podía con los claretianos. Vicedo, que al descanso sumaba 13 puntos y 6 rebotes, seguía haciendo daño; Brizuela se sumaba a la fiesta con un triple (35-26, minuto 18) que mandaba la diferencia hasta los nueve puntos. Fallaba mucho de fuera el equipo colegial pero el rebote ofensivo daba muchas segundas oportunidades. Con cinco segundos de cuarto, Brizuela completó un ‘coast to coast’ para sumar dos tantos sobre la bocina y mandar el encuentro al descanso con la máxima diferencia (42-33).

REACCIONES TÍMIDAS

El paso por vestuarios no sirvió para que el conjunto isleño reapareciera en el choque con otra cara. Marcus Eriksson abrió el cuarto con un mate, pero fue un espejismo. El arranque fue, de hecho, similar al del encuentro. El Movistar Estudiantes se adueñó del ritmo y mandó en todo momento con autoridad. Quizá con la mayor hasta el momento. Una canasta de Savané y un dos más uno de Brizuela (51-39, minuto 24) disparaba la diferencia por encima de los dobles dígitos.

Varias buenas acciones defensivas y, sobre todo, ofensivas, con un Gal Mekel ejerciendo nuevamente de líder, fueron el trampolín que necesitó el Herbalife Gran Canaria para evitar que el choque se rompiera. En apenas dos minutos lograron un parcial de 1-7 que obligaba a Maldonado a pedir tiempo muerto (52-46, minuto 26) al ver cómo los visitantes se aproximaban en el electrónico. Fue una reacción, como todas las de la segunda mitad, inerte. Tímida y sin acabar de amenazar siquiera con ser remontada. Cook clavó el triple para volver a poner la diferencia en los baremos habituales y solo un mate de Balvin tras rebote evitó que la distancia superara la barrera de los diez tantos a falta de un cuarto (61-52).

Era remontar nueve puntos en diez minutos. Algo factible, más en el baloncesto moderno, y viendo cómo Movistar Estudiantes no mostraba una versión especialmente autoritaria. Pero al Herbalife Gran Canaria le faltaron argumentos para tan siquiera aspirar a vencer. Los colegiales abrieron fuego con un triple y la diferencia llegó a ser de 15 puntos (69-54, minuto 34) tras una canasta de Alec Brown en la pintura.

Oriol Paulí comandó el último intento claretiano. El alero tuvo especial incidencia en el nudo del último cuarto y lideró un parcial de 5-12 que significaba una corta diferencia de siete puntos a falta de tres minutos. Pero fue un esfuerzo futil. El Movistar Estudiantes, cada vez que vio más o menos cerca la sombra grancanaria, se encontró con la comodidad suficiente como para volver a abrir brecha.

Los amarillos acabaron cayendo por 88-75 y se jugarán su posición final en la fase regular en la última jornada, cuando el Real Madrid visitará el Gran Canaria Arena. Será el jueves a las 19:30 horas.

Basket Insular

BASKET INSULAR es un medio de comunicación digital que desde 2014 informa sobre todas las categorías del baloncesto en las Islas Canarias de forma veraz y rigurosa. Si desea ponerse en contacto con BASKET INSULAR puede hacerlo enviando un mensaje a las dirección de correo electrónico basketinsular@gmail.com o escribiendo por privado a nuestros perfiles en redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: