El Gran Canaria se afianza en el ‘Playoff’ tras ganar al colista con muchos apuros

El Gran Canaria se afianza en el ‘Playoff’ tras ganar al colista con muchos apuros

El Gran Canaria logró un agónico triunfo, en un final de infarto, ante el Betis, por 76-77. La victoria hace que los amarillos sumen su triunfo número diecisiete de la Liga ACB y se afiancen en la zona de ‘Playoff’.

El Real Betis Energía Plus salió al parqué del San Pablo dispuesto a dominar. Booker, quién si no, anotó la primera del partido. Al Herbalife Gran Canaria le costaba arrancar en ataque y tan solo un triple de Rabaseda era el bagaje ofensivo de los amarillos en más de cuatro minutos de juego (10-3, minuto 4). El conjunto bético, peor defensa del campeonato pero un equipo con muchísimos puntos en ataque, se encontraba más cómodo.

Luis Casimiro se desgañitaba en un tiempo muerto pidiendo intensidad a los suyos y, sobre todo, cortar la sangría defensiva. Atrás no pareció haber demasiado cambio, pero Gal Mekel tomó las riendas del equipo en la ofensiva para sumar puntos. El israelí fue clave para aguantar las embestidas de Askia Booker y compañía. La diferencia llegó a superar la decena de puntos, pero un buen arreón final de cuarto permitió a los isleños, con triples de Aguilar y DJ, y una canasta de Mekel, cerrar el acto con solo tres de desventaja (22-19).

El parcial llegó a ser de 0-10 con la primera canasta del segundo cuarto, obra del base hebreo. Con Marcus Eriksson en pista reapareciendo tras más de dos meses de baja, el Herbalife Gran Canaria buscaba desatascar un poco la situación en ataque para ir encontrando su ritmo dentro del partido. El sueco no anduvo fino en sus primeros minutos, pero Mekel siguió a lo suyo y un triple (27-26, minuto 14) ponía a solo un punto a los isleños.

Sin embargo, el Real Betis Energía Plus seguía jugando sus cartas con inteligencia. Si Booker había sido el referente en el primer período, el pívot balcánico Golubovic lo fue en el segundo. El gigante bético fue un quebradero de cabeza para Pasecniks, primero, y para Fischer después. Los hispalenses aprovechaban el desacierto del conjunto de Luis Casimiro para volver a recuperar la renta de la que disfrutaron en los compases iniciales del encuentro. Un triple de Schlib, y una canasta de Úriz, significaban una diferencia de diez puntos que se quedó en ocho antes del descanso con un mate de Balvin (43-35).

UN FINAL NO APTO PARA CARDÍACOS

El paso por vestuarios no sirvió para que el Herbalife Gran Canaria reaccionara y tuviera una imagen diferente en el tercer acto. Ryan Kelly anotó la primera bajo el aro para mandar la diferencia a los dobles dígitos. Entre el californiano y el anotador compulsivo Askia Booker, los del debutante Javi Carrasco llegaron a disfrutar de doce puntos (49-37, minuto 22) de ventaja. Los claretianos seguían mostrando un ataque errático, con muchos triples que no encontraban la red.

Un pequeño parcial de 0-6 construido desde el tiro libre hizo que los claretianos siguieran metidos en el encuentro y que la diferencia no llegara a ser definitiva en ningún momento. Booker, con una acción de canasta más adicional, hizo que la diferencia volviera a ser de diez puntos. El Herbalife Gran Canaria era incapaz de cambiar el ritmo del choque para encontrarse más cómodo, pero aprovechó los errores del equipo sevillano para recortar distancias antes del final del acto. Los últimos tres minutos estuvieron plagados de fallos por parte de ambos conjuntos, pero dos triples de Báez y Oliver daban alas a los isleños (57-53).

La mejor noticia de la mañana, al menos hasta el inicio del último cuarto, había sido la reaparición de Marcus Eriksson. El sueco, tras dos meses inactivo, se mostró errático en sus minutos del segundo acto, pero arrancó el último anotando un triple. A su acierto le siguieron los de Oliver y Báez, que obligaron a Carrasco a pedir tiempo muerto (57-60, minuto 33) al ver cómo los isleños tomaban sus primeras ventajas en toda la mañana.

El parcial de 0-7 fue contrarrestado por Schlib y Booker, que con acciones de tres puntos cada uno volvieron a poner en ventaja a los béticos. Quedaban más de cinco minutos para el final, pero la tensión se respiraba en San Pablo. El conjunto hispalense, colista, necesitaba la victoria como el comer; los amarillos no podían dejar escapar el triunfo ante el empuje en la lucha por el Playoff. Mucho en juego.

El acierto exterior fue fundamental. Oliver, Radicevic y Eriksson encadenaron triples y luego Báez anotó una bandeja (67-71, minuto 36) para poner al Herbalife Gran Canaria a los mandos del encuentro. Sin embargo, jugada a jugada, aupados por el talento individual de sus hombres, el Real Betis Energía Plus fue capaz de retomar la ventaja. Lo hizo con dos libres de Askia Booker que, a un minuto del final, ponían el 76-75.

Venía un final de infarto. Los amarillos no anotaron pero en la otra canasta Anosike cometía falta en el rebote sobre Balvin. Con 21,2 segundos por disputarse, el Herbalife Gran Canaria disponía de tiro ganador. Carrasco indicó a los suyos que no cometieran falta y defendieran la posesión, pero Anosike realizó una ayuda larga que acabó siendo personal sobre Oliver. El base catalán, con 10,8 segundos en el crono, convirtió ambos tiros.

La última posesión, un cara o cruz, sonrió a Herbalife Gran Canaria, que se acabó llevando un valiosísimo triunfo por un punto de San Pablo.

Basket Insular

BASKET INSULAR es un medio de comunicación digital que desde 2014 informa sobre todas las categorías del baloncesto en las Islas Canarias de forma veraz y rigurosa. Si desea ponerse en contacto con BASKET INSULAR puede hacerlo enviando un mensaje a las dirección de correo electrónico basketinsular@gmail.com o escribiendo por privado a nuestros perfiles en redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: