El Gran Canaria no tuvo opciones ante el Real Madrid (96-72)

El Gran Canaria no tuvo opciones ante el Real Madrid (96-72)

Tras dos semanas sin poder competir y más de una sin poder entrenar, el Herbalife Gran Canaria visitaba a un mermado Real Madrid. Con las bajas de Llull, Randolph, Ayón y Kuzmic, el conjunto merengue recibía la visita claretiana con la imperiosa necesidad de ganar después de una semana con dos derrotas europeas, incluida una en el WiZink Center ante el colista Estrella Roja.

Se medían dos de los mejores ataques de la Liga Endesa, pero en los compases iniciales del choque esto no se notó. Atenazado por las dudas el Real Madrid, y con falta de ritmo el Herbalife Gran Canaria, ambos conjuntos tuvieron problemas para encontrar su juego. Luke Fischer inauguró el marcador con un potente dos más uno sobre Tavares. El canterano amarillo, que se medía por primera vez al equipo en el que se formó, fue un portento en el primer cuarto. El caboverdiano jugó los diez minutos y supuso un quebradero de cabeza en ambos lados.

Los de Laso no tardaron en responder el 0-3 de salida con un parcial 9-0. El Real Madrid adquirió rápidamente una ventaja cómoda que oscilaba entre los cinco y los siete puntos. DJ Seeley salía del banquillo para desatascar la ofensiva isleña pero el Madrid, sin especial lucidez, hallaba maneras de hacer daño con no mucha dificultad. Un mate de Ondrej Balvin apretaba el marcador (18-17, minuto 9) pero la pareja Tavares-Rudy, letal, volvió a estirar la ventaja madridista antes del término del primer cuarto (23-17).

El caboverdiano no había descansado en todo el primer cuarto, y Laso parecía determinado a que el partido supusiera el punto de inflexión decisivo para la figura de Edy. Él anotó los dos primeros puntos del segundo cuarto desde la línea de 4,60. Las dificultades ofensivas del Herbalife Gran Canaria seguían existiendo y las pérdidas se sucedían. Tras una canasta de Mekel, el Real Madrid se lanzó con un parcial de 6-0 (31-19, minuto 12) para colocar una diferencia de dobles dígitos por primera vez en la tarde.

No le perdió la cara al partido un Herbalife Gran Canaria más voluntarioso que talentoso. Haciendo la goma, los grancanarios lograron ponerse de nuevo a solo siete puntos con posesión para recortar las distancias. Pero el conjunto local, marcados por el carácter de Edy Tavares y Rudy Fernández, volvió a poner tierra de por medio. Sin acierto en el tiro y con una defensa dubitativa, el Real Madrid logró un parcial 14-4 final, con dos estratosféricos triples de Luka Doncic, que supusieron un mazazo moral a los amarillos (53-36).

Sin opciones

Luka Doncic, que había surgido como figura clave en los compases finales de la primera mitad tras minutos grises, mantuvo su buena inercia asistiendo a Thompkins en la primera canasta del tercer acto. No cambió el guion; como mucho, empeoró el papel de un Herbalife Gran Canaria noqueado y sin argumentos. La renta merengue llegó a los veinte puntos con un triple del propio Thompkins. No hallaba la manera el conjunto de Casimiro de plantar oposición.

De vez en cuando el marcador se apretaba un poco, con el Herbalife Gran Canaria situándose a catorce puntos en varios momentos del tercer cuarto, pero no parecía que la amenaza de remontada fuera real. Una jugada resuelta con dos triples consecutivos de Eriksson y Oliver (64-50, minuto 26) daba algo de esperanzas a los isleños. De hecho, los grancanarios llegaron a disponer de hasta tres posesiones para seguir recortando las distancias, pero no hubo suerte. Y el Real Madrid, que seguía sin exhibir un baloncesto especialmente brillante, volvía a colocar veinte de diferencia. Al término del cuarto, los amarillos ya estaban sin opciones (71-53).

El último cuarto no tuvo historia. Más bien fue un suplicio largo y doloroso para un Herbalife Gran Canaria que se vio sin manera de, al menos, maquillar el resultado. La salida fue buena, con un parcial de 0-5 en menos de un minuto. Pero, acto seguido, el Real Madrid aprovechó varios despistes para lograr otro parcial 5-0. Y fue creciendo y creciendo.

Las pérdidas castigaron al equipo claretiano y el Real Madrid celebró el plácido triunfo con Santi Yusta y Dino Radoncic, que no habían jugado en todo el partido, entrando en los compases finales. Casimiro decidió, también, dar entrada al joven Olek Balcerowski, que debutó en Liga Endesa con el Herbalife Gran Canaria. Los amarillos retornan a la competición con derrota pero sin tiempo para lamentos: el miércoles toca recibir al Tofas Bursa y luego habrá otros dos partidos como local en apenas seis días.

Basket Insular

BASKET INSULAR es un medio de comunicación digital que desde 2014 informa sobre todas las categorías del baloncesto en las Islas Canarias de forma veraz y rigurosa. Si desea ponerse en contacto con BASKET INSULAR puede hacerlo enviando un mensaje a las dirección de correo electrónico basketinsular@gmail.com o escribiendo por privado a nuestros perfiles en redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: